Esa luz que me abrasa y que me ciega,
resbalando en las aguas azuladas,
¿de dónde viene y qué me dice a mí?

Y esta brisa que el cuerpo me navega,
¿será el suspiro envuelto en las miradas
de quien me espera y a quien nunca ví?

   

"Rosa fresca, rosa fresca,
tan garrida y con amor,
cuando vos tuve en mis brazos
no vos supe servir, no;
y agora que os serviría
no vos puedo haber, no".

 (Romance viejo)

Erguida en el silencio impenetrable,
fortificado islote, rosa roja
que en alambre de espino se deshoja,
sinfonía de piel, tersa, intocable.

Te vi, te hablé, y en mi alma vulnerable,
que de ansiedades nunca se despoja,
reventó el surtidor de la congoja
horadándome fiero como un sable.

Y no supe besarte al despedirte
como hubiera querido, ni decirte
las palabras trabadas en mi boca.

Y hoy que diría, haría y besaría,
no sé recuperar tu compañía,
sirena aislada, inmóvil en tu roca.

Soneto 612 de
Francisco Alvarez Hidalgo
29-3-02

 

Al caminar, persigo cuantas luces mantengan
sus llamadas de faros en proyección lejana;
y en el recodo sueño brazos que me detengan,
que me dejen inmóvil, sin ayer, sin mañana.

Libro de opiniones:   

Expresa la tuya     Lee las de otros 


E mail:

frankalva@earthlink.net

 

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

 

Otras páginas de Francisco

Te invito a visitar mi producción completa:

Click/pincha en el siguiente banner:

 

Si el 'banner' anterior no se abriera, 

click/pincha en el siguiente Enlace.

Copyright/Derechos de autor