Te veo en el agua clara
de la límpida laguna
donde en las noches de luna
apenas tiembla tu cara;
te percibo en la algazara
persistente de las olas;
te respiro en las corolas
de las rosas, y se anuda
mi piel a tu piel desnuda
entre espigas y amapolas.

Brevería 848

   
Has venido a través de las auroras,
y a través de los valles has venido,
ni río, bosque, o mar te ha detenido,
tú, que al pasar, cada rosal desfloras.

Deténgase la rueda de las horas
en tu reloj y el mío; en mí sumido,
hazme olvidar mi nombre y apellido,
y sólo recordar que me enamoras.

Para ir a ti desarrollé mis alas,
pero viniste a mí, y en mí te instalas,
irreprimible soy a tu reclamo.

Por ti abjuré de todo, en ti me obstino;
si no soy más que un alto en tu camino,
recuerda que soy yo la que te amo.

Francisco Alvarez Hidalgo
31-1-04

 


Un beso permitido, un beso dado,
ensoñación, nostalgia, gentileza;
ah, la magnética, sensual belleza
del beso ardientemente arrebatado.

Brevería 863

 

Libro de opiniones:   

Expresa la tuya     Lee las de otros 


E mail:

frankalva@earthlink.net

 

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

 

Otras páginas de Francisco

Te invito a visitar mi producción completa:

Click/pincha en el siguiente banner:

 

Si el 'banner' anterior no se abriera, 

click/pincha en el siguiente Enlace.

Copyright/Derechos de autor