Se me duermen los besos en la espera;
no sé si eres adios, o eres tardanza;
tiembla mi pie en la lúgubre frontera
de la ilusión y la desesperanza;
si pudiera besarte..., si pudiera...

   
Para soñar nacieron las distancias,
que si el amante adormecido ahuyenta,
el insomne recorta o incrementa,
gozo o dolor, según las circunstancias.

Para morir nacieron las fragancias,
breve existencia que la brisa alienta,
y casi al punto de nacer aventa,
belleza envuelta en insignificancias.

Para amar y morir nací; no puedo
decir si es la agonía o es el miedo
lo que mi vida, o muerte, determina.

Miedo de evaporarme antes de verte,
agonía de amarte y no tenerte,
leve perfume, ausencia que se obstina.
Francisco Alvarez Hidalgo
13-3-02

 

Ayer no ví las calles ni la gente,
porque a tu lado, sólo a tí veía;
y hoy que camino sin tu compañía,
a tí tan sólo veo, amor ausente.

 

 

Libro de opiniones:

Expresa la tuya     Lee las de otros 


E mail:

frankalva@earthlink.net

 

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

 

Otras páginas de Francisco

Te invito a visitar mi producción completa:

Click/pincha en el siguiente banner:

 

Si el 'banner' anterior no se abriera, 

click/pincha en el siguiente Enlace.

Copyright/Derechos de autor