Muerte de Aquiles

 
Aquiles
“Canta, musa, la cólera de Aquiles...”
(Primer verso de la Ilíada)
 

Mil naves sobre el mar se deslizaron
Hacia Troya con ímpetu valiente.
Helena fue un pretexto solamente,
Todas las guerras lo necesitaron.

Diez años de combates no arredraron
Ni a griegos ni a troyanos, porque al frente
De cada ejército, en la lucha ardiente,
Sus dioses predilectos pelearon.

Luché, vencí, morí…Ni fui el primero,
Ni el último he de ser que, malogrando
La juventud, ha de obtener su Homero.

Los pueblos se desangran batallando,
Y en esta estupidez, cada guerrero
Piensa que Dios pelea por su bando.

Los Angeles, 29 de Julio de 1997

 


  (Para información sobre el autor, click en su nombre)



 


Paris y Aquiles

 

Aquiles simboliza el ímpetu de la juventud
y personifica el ideal de la amistad.

Aquiles fue el más importante de los héroes griegos de la guerra de Troya: joven ardoroso fuerte, su carácter es esencialmente belicoso. Frente a Ulises, que es su opuesto en carácter debido a que simboliza la astucia y la inteligencia pragmática, Aquiles personifica el ímpetu y la audacia espontánea.
Es hijo del rey Peleo y la diosa Tetis, la joven. Pero,
como su padre, Aquiles es mortal. Dos leyendas relatan la causa de esa mortalidad: en la primera, Tetis trata de inmunizar a su hijo sumergiéndolo en el río Estigia; consigue hacerlo invulnerable en todo su cuerpo, exceptuando el talón por donde lo sujetaba.
La segunda versión cuenta que Tetis, a escondidas, exponía a su hijo al fuego y luego le curaba las heridas con ambrosía, cuando fue sorprendida por Peleo. El significado de esta actitud del padre, en el mito de Metanira, madre de Demofón, en el mito de Deméter (Ceres): ambos interfieren en las acciones de los dioses, expresando la desconfianza y la incredulidad de los hombres ante situaciones desconocidas. En ambos mitos todo es echado a perder por la intromisión de un mortal incapaz de aceptar algo que le es extraño, incomprensible y hasta criminal.
Cuando Aquiles era un muchacho, el adivino Calcas profetizó que la ciudad de Troya nunca podría ser conquistada sin su ayuda. Su madre, Tetis, sabía que si su hijo iba a Troya, moriría, así que envió a su hijo a la corte de Licomedes, donde permaneción escondido por algún tiempo, disfrazado de mujer. Durante este tiempo se enamoró de la hija de Licomedes, y tuvo un hijo, Neoptolemo. Sin embargo, fue descubierto por el astuto Ulises, que se presentó como mercader y exhibió entre las mercancías, una armadura. La única "doncella" que se entusiasmó con
las armas fue Aquiles, que decidió partir voluntariamente con Ulises hacia Troya, como jefe de los Mirmidones, y acompañado de su amigo Patroclo.
En la guerra se distinguió como un luchar infatigable. He conquistó 23 ciudades en territorio troyano, incluída Lyrnessos, donde obtuvo a Briseida como trofeo de guerra. Más tarde, Agamenón, el jefe de todos los griegos, fue forzado por un oráculo a desprenderse de su esclava Criseida, y tomó Briseida de Aquiles, que se retiró a su tienda enfurecido, jurando no luchar más.  A partir de este momento los troyanos tomaron la ofensiva, y los griegos comenzaron a retroceder hacia el mar. Aunque rehusó salir al combate, permitió a su amigo Patroclo salir con sus propias armas. Al día siguiente, el troyano Héctor, mató a Patroclo creyendo que era Aquiles, y le despojó de su armadura.
Símbolo de la impetuosidad, acometividad e irreflexibilidad de la juventud, Aquiles se irrita fácilmente: cuando se siente humillado por Agamenón, abandona la lucha, aun sabiendo que su ausencia del campo de batalla acarrearía grandes perdidas a los griegos. Y sólo regresa al combate para vengar la muerte de Patroclo.
Patroclo es el gran amigo de Aquiles, desde la infancia. Se educaron juntos y viven todas sus aventuras en común. La amistad es un elemento muy importante en este mito.
Para los antiguos griegos, la amistad entre hombres era una virtud, encarada como un verdadero ideal. Tal admiración por la amistad masculina es explicada por la posición social inferior de la mujer. Aquiles, enfurecido por la muerte de su amigo, obtuvo de su madre una nueva nueva armadura forjada en la fragua de Vulcano, y salió al campo de combate, donde mató a Héctor, arrastrando su cuerpo atado a su carro en torno a los muros de Troya, sin permitir que tuviera los ritos funerales. Sólo cuando Príamo, el padre de Héctor y rey de Troya, vino en secreto a entrevistarse con Aquiles, éste le devolvió el cuerpo del héroe, en uno de los pasajes más emotivos de la Ilíada.

Continuó luchando, derrotando una y otra vez a los troyanos y a sus aliados, incluída la guerrera amazona Pentesilea.
Finalmente, Paris, hijo de Príamo, con la ayuda del dios Apolo, hirió a Aquiles con una flecha en su único punto vulnerable, el talón. Aquiles murió de la herida.

Después de su muerte hubo una disputa por su armadura, y se decidió otorgarla al más bravo de los griegos. Ulises y Ayax compitieron en la final, cada uno con un discurso explicando por qué se lo merecían más que nadie. Ulises ganó, y Ayax perdió la razón y se suicidó.

A Aquiles se le han atribuído muchos episodios románticos, entre ellos con Pentesilea, la amazona a la que mató en el campo de batalla, y también se ha dicho que se casó con Medea.

 

 

LA MANZANA DE LA DISCORDIA.

 

 

Cuando nació la diosa Afrodita (Venus), que apareció encima de una concha grande, en el mar, Zeus le mandó un carro tirado por palomas para que la subieran al Olimpo.
Cuando llegó allí, tan sumamente hermosa, Hera (Juno) y Atenea (Minerva), que se creían las más hermosas del Olimpo, al verla la empezaron a odiar por su hermosura. Había en el Olimpo otra diosa, Eris (Discordia), que se la pasaba armando peleas y disgustos en todas partes.

En cierta ocasión no quisieron invitar a Eris a una fiesta de un casamiento que hubo en el Olimpo, por temor a que dañara la velada. Ella se sintió mal y para vengarse cogió una manzana de oro y la marcó: "Para la más hermosa". Y la tiró bajo una mesa donde la pudieran ver las tres diosas (Afridita, Hera, Minerva). Cuando la vieron, cada una empezó a decir que era de ella, por ser ella la más bonita. Se armó un gran pleito, que tuvo que intervenir Zeus quien dijo: "Ésto que lo resuelva Paris".
Salieron las tres para el monte Ida, donde vivía Paris.

Paris era hijo de Príamo y Hécuba, los reyes de Troya.
Troya, ciudad ubicada en Asia Menor, era enemiga de los griegos. Cuando Hécuba estaba en embarazo de Paris, tuvo un sueño que lo que le estaba naciendo no era un muchacho sino un hachón prendido, con una tremenda llamarada, ella le contó a su marido, Príamo, y un adivino dijo que eso quería decir que lo que iba a nacer iba a ser la causa del acabe de la ciudad. Entonces Príamo dio la orden de que cuando naciera le mataran. Cuando nació su madre se lo dio a un esclavo para que lo dejara en el monte Ida, envuelto en pañales. Allí lo encontró un pastor y lo llamó Paris, quien lo crió. Creció y fue muy buen mozo, como sería que una vez se lo encontró la ninfa Enone y se pegó tremenda enamorada que se tuvo que casar con él.
Donde Paris, fue donde mandó Zeus a las tres diosas para que resolviera a quién pertenecía la Manzana de la Discordia, donde decía "Para la más hermosa".
Cuando ellas lo vieron tan indeciso fue que resolvieron sobornarlo.
Hera lo llamó aparte y le dijo: -Si me escoges a mí te hago dueño de toda el Asia-
Atenea le dijo: -Si me escoges a mí te vuelvo un sabio y hago que ganes todas las batallas que tengas con los griegos-
Y Afrodita le dijo: -Si me escoges a mí, te doy como premio la mujer más hermosa del mundo.
Paris sin pensarlo dos veces optó por la propuesta de Afrodita, ya que estaba cansado con su esposa Enone, y le entregó la Manzana de la Discordia (así habían llamado esta manzana).
Pero las cosas no se quedaron así, pues las otras dos diosas perdedoras juraron que se vengarían de los troyanos.
Salió Paris a buscar a la mujer más bonita del mundo y llegó a Esparta y tocó en la puerta del palacio de Menelao, que era el rey de allá, y esposo de Helena, precisamente la mujer más bonita del mundo.

Helena era hija de Zeus con Leda y melliza de Pólux, hermana de los también mellizos Cástor y Clitemnestra, estos dos últimos hijos de Tíndaro.
En Esparta recibieron muy bien a Paris. En cierta ocasión salió Menelao de urgencia para una guerra. Helena y Paris se enamoraron, y se escaparon para Troya.
Cuando volvió Menelao de su guerra se enteró de lo que había pasado. Llamó a los otros jefes griegos, compañeros de él a que fueran a Troya a recobrar a Helena y a castigar a Paris.
Así empezó la famosa historia de la guerra de Troya.
 
 


 

La familia de Aquiles.

Las flechas indican la descendencia

 


 

 

 

 

Enlaces referentes a este mito:

Aquiles:
http://sobreleyendas.com/2009/11/16/el-mito-del-talon-de-aquiles/
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Aquiles
 
http://www.enlabuhardilla.com/Mitologia/MitologíaClásica
/HeroesySemidioses/tabid/887/Default.aspx
 
Mitología Griega

Mitología Griega, en general:

 

Mitología griega:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mitolog%C3%ADa_griega

 

Diccionario de mitología:

http://www.kelpienet.net/rea/diccionario.php?lp=A

 

Dioses Olímpicos:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=1

 

Dioses Menores:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=2

 

Grupos menores (Nereidas, Ninfas, Náyades, etc.:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=3

 

Titanes:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=4

 

Monstruos:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=5

 

Leyendas:

http://www.kelpienet.net/rea/leyendas.php

 

Mitología general: 

http://www.guiascostarica.com/mitos/grecia.htm

 

Personajes mitológicos:

http://www.elolimpo.com/lista_personajes.html

 

Los griegos en tiempos de los mitos:

http://www.kelpienet.net/rea/tiempos.php

 

Mitología griega en la pintura:

http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Mitolog%C3%ADa_griega_en_la_pintura

 

 

ROBERT GRAVES

“LOS MITOS GRIEGOS”

http://www.bibliocomunidad.com/web/libros/Graves,%20Robert%20-%20Los%20Mitos%20Griegos%20I.pdf

(El índice, que aparece al final de la obra, puedes verlo aquí):

http://poesiadelmomento.com/luminarias/mitos/indice_robert_graves.html

 

 



 


 
 


El poema titular de esta página es original de


Francisco Alvarez Hidalgo.

Comentarios y sugerencias: Escríbeme:








 

El Indice te llevará a otras páginas de más Escritores y Mitos


A otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo:













Copyright / Derechos de autor