Agamenón
 
    Rey de Argos y Micenas, jefe de la
    expedición griega contra Troya.
    A su vuelta, fue asesinado por su esposa
    Clitemnestra y su amante Egisto.


Redoblan incesantes los tambores
golpeando la noche ensangrentada,
y se asoma la luna amedrentada
temerosa de ver nuevos horrores.

Ella esgrimió el puñal de los traidores,
y su amante blandió cobarde espada,
y el rey que no perdió en la guerra nada,
rindió la vida a los conspiradores.

Triste y cruel destino, que al guerrero
arrastra sobre el campo de batalla
privándolo de amor y juventud;

y al regreso, su espíritu de acero
se quiebra ante la insólita muralla
de la traición que le abre su ataúd.

 

Los Angeles, 18 de Agosto de 1998

 
 


 
 

 

 
 

 

 

Agamenón y Menelao huyen a Esparta


Después del asesinato de Atreo, los hijos del muerto Agamenón y Menelao huyeron a Esparta y se asilaron en la corte de Tíndaro, que los recibió con los brazos abiertos.
Si la felicidad pudo existir en el camino de los hermanos que arrastraban su destino maldito, esa dicha existía en Esparta. El pueblo los trataba como si fuesen sus compatriotas. La reina Leda, les dedicaba cuidados de madre. Cástor y Pólux, los príncipes, se ligaron con lazos de sincera amistad con los proscritos de Micenas. Y Tíndaro les dio como esposas a sus hijas Helena y Clitemnestra.
Al unirse a Helena, Menelao recibió también el trono de Esparta y todas las riquezas del reino. Agamenón decidió retornar a Micenas para vengar la muerte de su padre Atreo que había muerto en manos de Egisto.
Fue difícil abandonar a aquel pueblo que le proporcionara tanta alegría. Pero la presencia de Clitemnestra. suavizaba la nostalgia.
La vida de la pareja estaba hecha de pasión y comprensión. Clitemnestra. se entregó en cuerpo y alma a su marido y jamás pensó en traicionarlo. Agamenón tuvo que permanecer en Micenas sin revelar su verdadera identidad. Poco a poco, sin embargo, consiguió levantar a la población contra el gobierno de Tiestes y Egisto.
Y por fin, habiéndose apoderado de las armas y reclutando una fuerza entre los ciudadanos expulsó a los usurpadores y ascendió al trono. Ahora les había tocado huir a Tiestes y Egisto. buscando asilo en tierras extrañas, en el reino de Epiro hallaron descanso. Pero la amargura del exilio no los abandonó
Aclamado por todos, Agamenón se hizo coronar, imitando al hermano distante que ahora gobernaba en Esparta. Después, exaltó la memoria de Atreo, finalmente vengado.

 

Egisto usurpa el trono de Micenas

El puerto de Aulis. La flota griega sólo espera la llegada de Agamenón. Luego partirá rumbo a Troya, dispuesta a arrasar la ciudad enemiga para vengar el honor de Menelao: Paris el príncipe troyano robó a Helena, la bella esposa del rey de Esparta.
Los navíos están listos para la partida. Pero no sopla brisa alguna. Ninguna fuerza humana consigue mover las embarcaciones.
Agamenón, el jefe de la expedición, recurre al consejo divino y, despavorido, oye la terrible condición: sólo el sacrificio de su hija podrá conseguir que vuelvan los vientos.
El soberano no vacila en mandar a buscar a la joven princesa. Ifigenia, que está en Micenas con su madre. Y con su acción, llena de odio el corazón de su mujer Clitemnestra.
La guerra hace sangrar a Grecia entera.
Los años van pasando lentamente sobre la tierra de Troya.
Lejos de la lucha, en Micenas, Clitemnestra sólo se preocupa de su propia belleza. Los hijos que le han quedado -Electra, Crisótemis y Orestes- le recuerdan constantemente a Ifigenia (Según una versión de la leyenda, la princesa se salvó, pero esto no hace que Clitemnestra perdone a Agamenón, cuya intención fue sacrificar a su hija.) Todo lo que le interesa en estos momentos en su apariencia como si esperara una visita importante
Y esa visita llega un día, bajo la forma de un usurpador. Sabiendo que Agamenón se ha ausentado del reino. Egisto ha vuelto a Epiro, dispuesto a conquistar a Micenas.
No tiene necesidad de mentir o fingir: Clitemnestra acepta fácilmente al extraño en su lecho y su trono. Ella tiene muchas deudas que cobrarse con Agamenón que la dejó por una guerra, que la privó de una hija, que la traicionó. muchas amarguras socavaron su respeto por su marido y cambiaron su amor por odio.
A la mañana siguiente, los dos amantes comunican a los hijos de la reina que Micenas tiene nuevo jefe.
Llenas de repugnancia, las criaturas se encierran en sus habitaciones. En el corazón de Electra se inicia la cabalgata de la venganza.
El pueblo también repudia a los usurpadores. Pero Egisto tiene a su lado muchos guerreros y la fuerza cierra las bocas.
 
 

 

 

AGAMENÓN Y CLITEMNESTRA.
 


 


Algunos de lo hijos de Agamenón y Clitemnestra fueron; Ifigenia, Electra y Orestes.
Cuando Agamenón salió para la guerra dejó cuidando a su mujer a un amigo de él, el viejo y poeta, Demódoco. Egisto perseguía a Clitemnestra pero no podía acercársele por Demódoco.
Egisto: En Micenas vivían en otro tiempo dos hermanos llamados Atreo y Tiestes. Resulta que, no se sabe por qué, Atreo resolvió desterrar a su hermano y matarle los hijos. Tiestes no veía la hora de vengarse de su hermano, hasta que un oráculo le dijo que el único que lo vengaría sería el hijo que el tuviera con su propia hija.
La hija de Tiestes se llamaba Pelopia. Cuando salió ésta a ofrecer un sacrificio en la noche, y estando bastante obscuro la cogió su padre por la fuerza y la violó, ella le sacó la espada sin que él se diera cuenta y la guardó.
A los nueve meses nació su hijo y lo abandonó en el monte, sin saber de quién era hijo, unos pastores lo recogieron y lo criaron con leche de cabra, le pusieron por nombre Egisto.
Pasó el tiempo y una vez en unas fiestas conoció Atreo a su sobrina Pelopia, la madre de Egisto, y sin saber que era su sobrina se casó con ella. Atreo, viendo que Pelopia no era virgen le hizo confesar que había tenido un hijo y lo había abandonado en el monte. Atreo mandó a buscar a Egisto. Lo trajeron y lo criaron entre los dos, y cuando creció lo mandó Atreo a que matara a Tiestes. Egisto fue, lo encontró y ya le iba a matar con su espada. Tiestes vio la espada y le preguntó a Egisto que quién le había dado esa espada, Egisto dijo que su madre. Entonces Tiestes dijo que quería conocer a su madre, y la mandaron a llamar.
Llego Pelopia y Tiestes reconoció a su hija con la que había tenido un hijo que era precisamente Egisto.
Tiestes les contó la historia a Pelopia y a Egisto y lo que había dicho el oráculo; que el único que lo podía vengar era el hijo que tuviera con su propia hija. Cuando Pelopia escuchó esto, le arrebató la espada a Egisto y se mató con ella.
Egisto le sacó la espada y fue a buscar a Atreo para matarlo, lo encontró haciendo un sacrificio porque creía que ya Tiestes estaría muerto y el muerto fue él.
Egisto que no se había ido para la guerra, empezó a desear y a acosar a Clitemnestra. Egisto se deshizo de Demódoco que no desamparaba a Clitemnestra. Egisto y Clitemnestra estuvieron juntos durante siete años.
Cuando éstos se enteraron que se había terminado la guerra de Troya y Agamenón venía en camino, armaron un plan para deshacerse de él. Egisto mandó algunos de sus hombres a darle la bienvenida a Agamenón, esa noche le tenían preparado un gran banquete. Estaba Agamenón en la mesa comiendo cuando llegó Clitemnestra por detrás y le clavó un cuchillo, matándolo en el acto. Egisto detrás de una cortina lo estaba viendo todo.
Cuando Electra, la segunda hija de Agamenón, se dio cuenta que su madre había matado a su padre, a quien quería mucho, juró que se vengaría. Lo primero que hizo Electra fue mandar a su pequeño hermano Orestes donde unos amigos, antes que su madre le hiciera daño. Ella se tuvo que quedar en el palacio porque la encerraron a trabajar como a una sirvienta. Esperó a que Orestes estuviera mayor y lo hizo venir, y entre los dos mataron a su madre Clitemnestra y a Egisto.

 
 
 


 

 

Enlaces referentes a este mito:

Agamenón:
http://es.wikipedia.org/wiki/Agamen%C3%B3n
 
http://www.culturaclasica.com/mitologia/micenas.htm
 
Antecedentes de la Guerra de Troya:
http://icor.wordpress.com/cultura-clasica-ii/
 
 
Mitología Griega

Mitología Griega, en general:

 

Mitología griega:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mitolog%C3%ADa_griega

 

Diccionario de mitología:

http://www.kelpienet.net/rea/diccionario.php?lp=A

 

Dioses Olímpicos:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=1

 

Dioses Menores:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=2

 

Grupos menores (Nereidas, Ninfas, Náyades, etc.:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=3

 

Titanes:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=4

 

Monstruos:

http://www.kelpienet.net/rea/pers.php?ns=5

 

Leyendas:

http://www.kelpienet.net/rea/leyendas.php

 

Mitología general: 

http://www.guiascostarica.com/mitos/grecia.htm

 

Personajes mitológicos:

http://www.elolimpo.com/lista_personajes.html

 

Los griegos en tiempos de los mitos:

http://www.kelpienet.net/rea/tiempos.php

 

Mitología griega en la pintura:

http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Mitolog%C3%ADa_griega_en_la_pintura

 

 

ROBERT GRAVES

“LOS MITOS GRIEGOS”

http://www.bibliocomunidad.com/web/libros/Graves,%20Robert%20-%20Los%20Mitos%20Griegos%20I.pdf

(El índice, que aparece al final de la obra, puedes verlo aquí):

http://poesiadelmomento.com/luminarias/mitos/indice_robert_graves.html

 

 



 


 
 


El poema titular de esta página es original de


Francisco Alvarez Hidalgo.

Comentarios y sugerencias: Escríbeme:








 

El Indice te llevará a otras páginas de más Escritores y Mitos


A otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo:













Copyright / Derechos de autor