Poesía del momento, Nº 209 c

Año 17

Tercera de diciembre de 2013

 

Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

 

(Para información sobre el autor, click aquí

(La Lectura)


Soy tu libro de versos,
léeme lentamente, deletrea
cada sílaba en él, pues cada idea
apunta a tus anhelos más diversos.

No es más que el arquetípico diario
de amante ingenuo, de frustrado amante,
del aspirante, siempre el aspirante,
de piel sensual y espíritu incendiario.

Y si acaso al leer te reconoces,
serás tal vez quien no escuchó mis voces.

Brevería Nº 2572

 

 

Breverías


3166
Si te preocupa la opinión ajena,
se te abrirá la puerta del fracaso.
La crítica que escuchas, mala o buena,
tiene valor perjudicial o escaso.

Quien la oiga, ni la escuche ni la atienda,
mas huya hacia delante a toda rienda.

3167
No vive en paz quien es ajeno a todos,
aunque por todos ignorado sea.
La paz reside en íntimos recodos
de la mente, es hermana de la idea;
no de cualquiera, ni en extraños modos,
mas de aquella que a fuego nos moldea.
Quien da entrada a la culpa en su terreno,
hace a la paz beber de su veneno.

3168
El gozo de vivir, que algunos llaman
felicidad, ni nace ni proviene
de aquello que se anhela o ya se tiene,
ni de lo que otros sobre ti proclaman.

Dimana de una dosis comedida
de olvido e ignorancia
sobre los duros golpes de la vida,
y otro poco de amor y tolerancia.

3169
A menudo es eterna la esperanza,
caminando a la vista, y avanzando
a nuestro propio ritmo o más deprisa.

Y a pesar de estar siempre en lontananza,
seguimos persiguiéndola, avanzando
sin percibir la burla en su sonrisa.

3170
No esperes en exceso de la vida,
pero ríete de ella,
aunque se vengue en ti de cualquier modo.

Te herirá y sangrarás por esa herida;
tu risa impedirá que deje huella
permanente en el alma; quede todo

en actitud de espíritu ligero;
estámpese su huella sobre el lodo,
y disípela el próximo aguacero.
(Indice)

 

 

Diccionetos  (Nº 69)

Sonetos sobre palabras o temas
hallados al azar en el diccionario.

 
3602 - Bata

Sólo tú, a media luz, bajo la bata,
desposeída de íntimo atavío,
sugestiva en tus formas, que el bravío
balanceo insinúa y me arrebata.

En cuerpo de mujer, alma de gata,
entre la invitación y el desafío,
del cordial ronroneo al desvarío,
todo cuanto, por fin, me desbarata.

La mente habla a la mano, y le sugiere
demora en su labor, cuando se adhiere
suavemente a los pliegues, tanteando.

Y si escucha y acata de momento,
pronto ignora la voz del pensamiento,
desata el ceñidor y exige el mando.

Los Angeles, 5 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3603 - Batalla

Perdida una batalla, no la guerra,
recupero las fuerzas y me apresto
a una nueva ofensiva; el campo opuesto
tras barricadas débiles se encierra.

Sencilla es mi estrategia; no se aferra
a armamento pesado, que detesto,
sino al rasgo cordial, el leve gesto,
la palabra sutil; cuanto no yerra.

Más que en vigor, poder o griterío,
en mansedumbre y suavidad confío
para prevalecer en estas lides.

Si mi dulce enemiga me asegura
no entender tal idioma, con premura
dejaré el campo libre a sus ardides.

Los Angeles, 5 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3604 - Bebé

A mí has venido, casi sin llamarte,
y de pronto mi sueño es duermevela;
si incapaz de palabras, ¿en qué escuela
a llorar aprendiste con tal arte?

Tan vulnerable y frágil que, al tocarte,
temo herirte, a pesar de mi cautela;
y saltan mis alarmas, y se hiela
la sangre de mis venas al turbarte.

Si eres ángel, ¿qué se hizo de tus alas?
Y si mortal, qué tanto me regalas,
que no sé ambicionar otro tesoro.

Soy nueva en esto, al paso de los días
decrecerán, tal vez, mis agonías;
en tanto, estremeciéndome, te adoro.

Los Angeles, 5 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3605 - Beso

Los besos que no di, cuando debiera,
por ignorancia, timidez, recelo,
me siguen persiguiendo en un revuelo
de posibles que el tiempo no aligera.

Los años han huído en su carrera
de inevitable, irreversible vuelo;
y, tal vez inocente, me rebelo
a la idea de pérdida o ceguera.

Veo a cada mujer en su momento
frente a mí, y en su nuevo asentamiento
de edad, familia, y sueños derruídos.

Y me pregunto si quizá ha pensado,
regresando los ojos al pasado,
en tantos besos míos no nacidos.

Los Angeles, 5 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3606 - Biblia

Si Dios ha hablado al hombre, y éste ha escrito
cuanto le fue al oído revelado,
¿por qué la oscuridad, que ha provocado
tal confusión entre verdad y mito?

Si tanto postulado, y tanto rito
son hoy caduco, inválido dictado,
¿quién nos definirá lo que es sagrado?
¿O en unos años quedará proscrito?

Si Palestina, Tierra prometida,
mediante un holocausto fue adquirida,
¿qué decir de modernos holocaustos?

La historia es una idea, y quien la escribe
la retuerce, y la adapta, y la transcribe
según sus fines, a menudo infaustos.

Los Angeles, 5 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3607 - Biblioteca

Las ideas, lumbreras somnolientas,
reposan en sus lechos verticales,
y te esperan. Algunas son triviales,
otras altas, profundas, turbulentas.

Mas todas anhelantes y sedientas
de la luz derramándose a raudales
cuando el lector transpone los umbrales
de sus quedas alcobas polvorientas.

Despiértalas, recorre sus senderos,
mesetas, círculos, desfiladeros,
como si de tu amante se tratara.

Más que adentrarte en su fervor callado,
serás por ellas mismas penetrado,
viendo cómo su mundo te acapara.

Los Angeles, 6 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3608 - Biografía

¿Quién te la escribirá? ¿Qué extravagancia,
o incidente quisieras dejar fuera?
Porque en todos existe una barrera
que mantiene a los otros a distancia.

Nuestra propia vergüenza o arrogancia
mantiene en sombra, cuando no en ceguera,
eventos o ruindad, sin salir fuera,
aun careciendo en sí de relevancia.

Lleve tu aprobación antes de muerto,
pues si no, quedarán al descubierto
las cosas de que hoy mismo te sonrojas.

Y si quedaran, ¿qué es lo que te aterra?
Estando ya a dos metros bajo tierra,
no es tiempo ni lugar para congojas.

Los Angeles, 6 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3609 - Bisagra

Indiferente a su labor, dormita
sobre los goznes, servicial, la puerta.
Ya cerrada, o de par en par abierta,
ni advierte ni le importa la visita.

Se deja manejar. No necesita
manual, consigna, plan o voz de alerta;
pero aun sin entenderlo, es firme oferta
a entrar, salir, o interrumpir la cita.

Aunque a tales servicios se consagra,
nada sabría hacer sin la bisagra,
que en su oscura labor rige la acción.

La puerta no es sino vulgar tablero,
ineficaz sin el humilde obrero
que en la sombra ejecuta su misión.

Los Angeles, 6 de diciembre de 2013

(Indice)

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor