Poesía del momento, Nº 209 b

Año 17

Segunda de diciembre de 2013

 

Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

 

(Para información sobre el autor, click aquí

(La Lectura)


Me dialogas si lees lo que he escrito,
percibes la caricia de mi aliento,
captas las inflexiones del acento
que a cada verso dejo circunscrito.

Mis poemas respiran, tienen vida,
hijos son de mi mente y de mi entraña;
quien sabe interpretarlos, me acompaña,
su propia alma a la mía entretejida.

Brevería Nº 2540

 

 

Breverías


3161
Cada libro que adquieres te define;
si es espejo que en parte te evidencia,
tu biblioteca es tu íntimo retrato.

Quien a ella se encamine
penetrará tu mente y tu conciencia;
tú, diáfano, desnudo, de inmediato.

3162
Tienes un ideal, una utopía,
mas no sabes de qué modo lograrlos.
La fe, amigo, la fe. Más la energía.
Los mil proyectos que engendraste un día,
sólo te exigen fe para alumbrarlos.

3163
En tus conversaciones, no te extiendas
sobre aquello que sabes, o estudiaste;
muchos han recorrido tales sendas.
Habla de lo que piensas, del contraste

de tus ideas, o su semejanza,
con el mundo exterior que te circunda,
mas sin buscar prestigio o alabanza.
La razón que te guía es más profunda.

3164
Cada vida se vive paso a paso.
Y la que no has vivido,
y ahora lamentas, es tu gran fracaso.
No caigas otra vez adormecido,
vívela intensamente, por si acaso.

3165
Puedo leer sobre tu piel vivencias
que tú misma tal vez has olvidado.
Libro abierto, al narrar tus experiencias,
en su particular tono callado,
lo quisieras, quizá, dejar cerrado.
(Indice)

 

 

Diccionetos  (Nº 68)

Sonetos sobre palabras o temas
hallados al azar en el diccionario.

 
3594 - Bálsamo

Tal vez no está en el aire tal aroma,
intenso, embriagador, que me seduce;
es la mente, quizá, que lo produce,
al contemplar tu erótica redoma.

Resina, bálsamo, estoraque, goma,
cuanto emana de ti, o a ti conduce;
no sé si es mi razón que lo deduce,
o si tu piel de mi sentir lo toma.

Tu llegada a mi entorno lo satura
de fragancia que en mística locura
me rodea, me absorbe y me enajena.

Y al yacer sobre mí, desnuda y leve,
te aspiro en cada acción, cada relieve,
y me siento flotar sobre la escena.

Los Angeles, 3 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3595 - Bañador

Ni vestida te encuentras, ni desnuda,
y el agua, en cambio, te acaricia entera;
para el ojo que observa, no hay barrera,
¿de qué, de quién, tu rigidez te escuda?

La moda evoluciona, el tiempo muda
las costumbres, suprime la barrera
que alzara ayer, y en su veloz carrera,
mañana deshará lo que hoy anuda.

El bikini fue escándalo, y es norma;
la tanga lentamente se transforma,
progresando a absoluta desnudez.

Ah, futuro, aunque próximo, futuro;
qué distante se te hace, por el muro
que se empeña en alzar la estupidez.

Los Angeles, 3 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3596 - Barahúnda

El silencio es oasis, y es sordera,
negándose a altercado y vocerío;
y es soledad; no habita en el gentío;
es vino y pan al pie de la palmera.

Y es también paradójica ceguera,
mirando, mas sin ver, el desvarío
de necedad, intriga y poderío
que en torno de cada uno se aglomera.

No el peso de la idea nos fascina,
sino el de la estridencia, cada esquina,
cada calle, una torre de Babel.

Ciego la vista, obstruyo los oídos,
y me invento paisajes y sonidos
ajenos a tan pútrido burdel.

Los Angeles, 3 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3597 - Barca

Yace, en desolación, sobre la arena,
el agua, retirada, no la acuna,
y el pálido reflejo de la luna
acentúa el contraste de la escena.

Nació para bogar, y en tal faena
consumó su existencia. La fortuna
la llevó por cien rutas, y en ninguna
su rumbo malogró; firme, serena.

Aún sueña con volver, quizá arrendada
a pareja de amantes, dedicada
más a juegos furtivos que a remar.

De momento, nostálgica, se entrega
a sueños de olas, y sobre ellas juega,
flirteando de nuevo con el mar.

Los Angeles, 3 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3598 - Barrera

Mantén el campo abierto, sin muralla,
ni foso defensivo, ni trinchera;
no de acero mis armas, mas de cera,
que en suavidad presento mi batalla.

Mi acometividad no ruge, calla,
dejando hablar al tacto, que aglomera
sus múltiples recursos en ligera,
leve, gentil acción, con que avasalla.

Sé resuelta, a la vez que receptiva,
que en nuestra operación no hay disyuntiva
de victoria o revés; ambos triunfamos.

Caigan, pues, las barreras interpuestas,
y sin lanzas, ni espadas, ni ballestas,
alárguese esta guerra en que lidiamos.

Los Angeles, 4 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3599 - Barro

Se transformó, de blando inconveniente
en la ancestral vereda pueblerina,
en el adobe que predetermina
la rústica vivienda de su gente.

Y a más noble labor, más exigente,
que arte, primor y empleo compagina,
lo elevó su destino, y aún fascina,
a través de milenios, su exponente.

Ánforas, vasos, jarras, modelados
con diestra artesanía, y decorados
por manos, mentes, que al asombro inducen.

Frágiles obras de arte, que no pudo
obliterar el tiempo, y que con mudo,
mas vibrante lenguaje, nos seducen.

Los Angeles, 4 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3600 - Barroco

La línea recta, la palabra clara,
la escena contagiada de armonía,
agonizando van y, en rebeldía,
la maraña sus códigos prepara.

En lo complejo y radical se ampara
el canon de belleza, travesía
del clásico al barroco, fantasía
de pámpanos, racimos y algazara.

Sencillez y elegancia sucumbiendo
a la ampulosidad, y en el estruendo,
naufragando la voz del madrigal.

Pomposidad febril de Churriguera,
frente a la placidez que Juan de Herrera
plasmó en la austeridad de El Escorial.

Los Angeles, 4 de diciembre de 2013

(Indice)

 

3601 - Barullo

Necia sabiduría del gentío,
cien ideas distintas, todas ciertas.
Gobiernan las palabras, pero muertas
yacen las mentes en el griterío.

Hojarasca de otoño en extravío,
seco rumor rodando ante las puertas
que nadie intenta abrir, o en las desiertas,
tristes plazuelas de este octubre frío.

Siempre es octubre para quien ha hablado
en tal agrupación, y no ha escuchado
sino su propio, rutinario canto.

No conversa, predica, dictamina,
cerebro en desnudez, como en la esquina
el olmo despojado de su manto.

Los Angeles, 4 de diciembre de 2013

(Indice)

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor