Poesía del momento, Nº 207 f

Año 17

Sexta de octubre de 2013

 

Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

       

(Para información sobre el autor, click aquí) 


Nadie lo sabe todo; en consecuencia,
ni me turba ni afrenta mi ignorancia,
porque tiene remedio en el estudio.

Mas, ay del necio, en mísera indolencia,
incapaz de aprender; su irrelevancia
más bien es laberinto que interludio.

Brevería Nº 2922

 

 

Breverías


3101
Cuando ya me haya ido, si algo queda
de todo cuanto he escrito, sólo quiero,
no lisonjas, que son falsa moneda,
ni tampoco la auténtica, el dinero,

que en tales fechas no me serviría.
Quiero que alguien, tal vez, me rememore
por la invisible, afable compañía
que halló en mis versos, y que no deplore

la tristeza, el dolor o la amargura
que su alma revivió con la lectura.

3102
No hay más autentica, gentil belleza
que la oculta en los pliegues entrañables
del idilio perdido y su tristeza.

3103
Voy a la puerta. Espero la llegada
de la felicidad, mas no aparece.
Sólo pasan extraños caminantes.

O tal vez lo ha intentado por la entrada
trasera de la casa, que no ofrece
decorado ni acceso extravagantes.

Hallándola cerrada, pasaría
sin ver con qué ansiedad la aceptaría.

3104
La vida no son años, ni son días,
aún no nacidos unos, otros muertos;
la vida es sólo el diminuto instante

que se nos va escapando entre alegrías,
tristezas, éxitos y desaciertos,
dando paso a otra vida por delante.

3105
Peregrino en la noche, si te sueño,
¿cómo decirle al tacto que no estás?
¿Cómo el amanecer será risueño,
si al despertarme quedas tan atrás?
(Indice)

 

Diccionetos     (Nº 56)

Sonetos sobre palabras o temas
hallados al azar en el diccionario.

 
3498 - Desengaño

Tan afable el error, tan placentero.
Nos da seguridad, y nos abraza;
su blanda protección nos acoraza
frente al peligro de lo verdadero;

y del dolor, su amargo compañero,
en cuya unión hostiga y amenaza
a quien enamorado se solaza,
y es feliz, en tal cárcel prisionero.

Amar a una mujer fue mi objetivo,
única etapa en que, al sentirme vivo,
cerré los ojos y viví hacia dentro.

Y al reventarse el sueño un claro día,
descubrí la verdad, y en agonía
apenas soporté tal desencuentro.

Los Angeles, 16 de octubre de 2013

(Indice)

 

3499 - Desenvoltura

Avanzas con el garbo y la soltura
de quien ni escrúpulo o tabúes tiene;
no he de ser yo virtud que te refrene,
ni cubriré mi cuerpo de armadura.

Te dejo paso franco. Mi estructura
tiene fragilidad que a ti se aviene.
Tómame por asalto, y desenfrene
tu voluptuosidad cada locura

Desnuda, y en acción, eres más bella;
ven sobre mí, dejándome tu huella
impresa en los caminos de mi piel.

Y quédate conmigo, no te vayas,
que eres el mar, y en tus doradas playas
quiero verter mis ímpetus de miel.

Los Angeles, 16 de octubre de 2013

(Indice)

 

3500 - Deseo

Hijo circunstancial del sentimiento,
y hermano complaciente del sentido,
rara vez se nos queda adormecido,
presto siempre a compacto acoplamiento.

Dominando el impulso, avanza lento,
mas no es dueño del freno, y el bramido
del sexo lo acelera. Sacudido
por su vigor, se acerca a lo violento.

Se detiene, no obstante, en arrebato,
mas su fascinación por lo inmediato
lo impele sobre la última barrera.

Se abre el ángulo, el vértice avizora,
y el agresor febrilmente perfora
la entraña a su yacente compañera.

Los Angeles, 16 de octubre de 2013

(Indice)

 

3501 - Deserción

No por odio a la guerra, o cobardía
enfrentando el fusil o el explosivo;
tal escenario puede ser motivo
para el soldado en fuga y agonía.

Tu deserción fue calculada, fría,
sin guerra, sin desgaste disruptivo,
en un contexto de ánimo festivo
mental, sensual y de galantería.

¿Desde cuando la fuga es victoriosa?
¿Qué honor reside en aplastar la rosa
radiante de fragancia y hermosura?

Oh, razones o excusas de fatiga
de quien antojadizo se desliga
de un corazón, y hacia otro se apresura.

Los Angeles, 18 de octubre de 2013

(Indice)

 

3502 - Desfiladero

El que forman los muslos, o los senos,
por los que parte de mi cuerpo avanza;
esa parte que a veces se abalanza,
y otras parece agilizar los frenos.

Tan estrecho el sendero; tan morenos
los muros a ambos lados. Qué alianza
de ruta y peregrino, y cómo danza
la escena al eco de callados truenos.

Retumban en la entraña, y en la mente,
pistón, cilindro, en ritmo contundente,
vendaval horadando la angostura.

Nadie más, sólo yo, dejando huella
por el cañón; y la primera estrella
cursa un guiño de luz desde la altura.

Los Angeles, 18 de octubre de 2013

(Indice)

 

3503 - Deshojar

Se me fue deshojando, lentamente,
bajo la tibia luz de la mañana;
a lo lejos, rezaba la campana
de la abadía su oración ferviente.

Cada pétalo, símbolo latente
de la inocencia, a su final cercana;
una canción erótica profana,
de lejos, la dulzura del ambiente.

Cayeron a mis pies, leves, sedosos,
y a su rostro de nardos luminosos
se encaramaron pálidos rubores.

Al fin la vi en su perfección, desnuda,
sin adornos triviales…, y sin duda
sobre mi pretensión y sus fervores.

Los Angeles, 19 de octubre de 2013

(Indice)

 

3504 - Desierto

En torno a mí el silencio. Sólo el viento,
perturbando la arena, me porfía
con su rumor, pero es su compañía
ligera atenuación de mi aislamiento.

Acaricia las dunas, y en su aliento
abrasador hay cierta picardía
de galán revoltoso, que desvía
a amantes múltiples su falo hambriento.

El arenal ondula en el paisaje,
y sus curvas sensuales son mensaje
de antiguas cortesanas, ya olvidado.

No para el viento, que acaricia y roza,
con manos invisibles, y retoza
entre las formas que ha recuperado.

Los Angeles, 19 de octubre de 2013

(Indice)

 

3505 - Desmelenarse

No es para ti la alforja ni el camino,
donde no eres como eres, por ir sola;
tu destino es la plaza, en que tremola
la enseña que otros ven, tu yo genuino.

El personaje, casi clandestino,
que somos en verdad, si se controla,
si se reprime, es muda barcarola
que nadie escucha, anónimo vecino.

Abre, mujer, de par en par las puertas,
y muéstranos quien eres, que encubiertas
no se aprecian tus varias aptitudes.

Desinhíbete, arroja los prejuicios,
y tengan tus maneras, y tus vicios,
transparencia de auténticas virtudes.

Los Angeles, 19 de octubre de 2013

(Indice)

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor