Poesía del momento, Nº 207 b

Año 17

Segunda de octubre de 2013

 

Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

(Para información sobre el autor, click aquí


Cuando en tus años grises, por fin, leas
los versos que por ti he dejado escritos,
si no huyen, humo azul, por chimeneas,
o arrastra el viento, pétalos marchitos;
si abres mis libros, pero no rastreas
el alma que te amó, que aún te habla a gritos,
ni ves la tuya, que trazó mi mano,
todo cuanto escribí, lo escribí en vano.

Brevería Nº 2568

 

 

Breverías


3081
Todos, tarde o temprano, fracasamos
en alguna vertiente de la vida;
y no es problema, si nos levantamos
y seguimos, aunque haya otra caída.

Sólo el débil, y el necio, permanecen
hundidos en oscuro abatimiento;
e incapaces de lucha, no merecen
sino permanecer en su lamento.

3082
Alza tu vaso, y brinda sonriente
por cada distinción, cada victoria;
pero escucha el consejo del fracaso,

que es sabio disfrazado, y elocuente,
para quien sabe ver su trayectoria
más allá de un mal paso.

3083
¿De qué sirven enigmas o secretos,
si hemos de mantenerlos, clandestinos,
en el ático gris de la memoria?

Abre sus tragaluces indiscretos,
arrástrelos el viento en los caminos,
y recuperen su vergüenza o gloria.

3084
En cierto modo aprecio mis errores,
porque los desaciertos me aleccionan.
Quienes nada acometen, ya en labores,
en proyectos, en cargos, en amores,
en su propia estulticia se aprisionan.

3085
Nadie imponga silencio a tus ideas,
nacieron libres, y a volar se deben.
Y nadie trace esquemas a tu vida.

A ti sólo te incumbe. Tú moldeas
intentos y actos, aunque los reprueben
los idiotas de turno en su guarida.
(Indice)

 

 

Diccionetos    (Nº 52)

Sonetos sobre palabras o temas hallados al azar en el diccionario.

 
3466 - Daga

La llevo donde voy, mas no por miedo.
¿Protegerme de quién? No hay adversario
que amenace mi vida, y a diario
voy, vengo y hago cuanto quiero y puedo.

Reconoce mi puño, mas no accedo
a acariciarla en modo rutinario;
tú estás en mis visiones, y a mi horario
solamente tu nombre le concedo.

Vengo hoy a ti, galante y agresivo,
pretiriendo el carácter evasivo
de tu ambigua actitud y de mi duda.

Mi agresión sobre ti, si impetuosa,
pacífica será, será amorosa,
y horadaré tu entraña, ya desnuda.

Los Angeles, 6 de octubre de 2013

(Indice)

 

3467 - Dar

Te das, me otorgo, y en tan justo encaje
entran dedicación y acoplamiento;
un tanto de pudor, de atrevimiento,
recíproco saber y aprendizaje.

Ni superioridad ni vasallaje,
equilibrio de dos, cuyo lamento,
sonrisa y entusiasmo son fermento
generador de unión, o de engranaje.

Las partes que hemos sido, se combinan
en vínculo, en fusión, y determinan
el nuevo ser que a palpitar se apresta.

Oh, portento de dos, que mutuamente
integraron un cuerpo y una mente,
trocando el darse en exaltada fiesta.

Los Angeles, 6 de octubre de 2013

(Indice)

 
3468 - Dardo

Ha madurado el niño dios Cupido,
y ahora maneja el dardo, no la flecha.
Más músculo en el brazo, lo aprovecha
para hacer su atentado más temido.

El arco era su juego y, divertido,
se vendaba los ojos, sin sospecha
de a quién hería, o cómo; el de hoy acecha,
y proyecta su ataque, decidido.

Su dardo es una lanza arrojadiza,
traspasando al amante, que agoniza,
mas sin el beneficio de la muerte.

Se desangra en la mente y en la entraña,
mientras el joven dios canta la hazaña
y con la pena de otros se divierte.

Los Angeles, 6 de octubre de 2013

(Indice)

 

3469 - Debajo

Veo bajo tu piel, y oigo rumores,
procedentes del fondo de tu entraña,
que musitan mi nombre, entre maraña
de mil otros susurros tentadores.

Pienso que tú percibes los clamores
de mi sexo rebelde, ya en campaña
de persuasión. Alcázar o cabaña,
no me importa el lugar, mas los temblores.

Debajo tú de mí, febril y abierta,
temprana rosa que al albor despierta,
recibiendo del sol calor y vida.

Debajo yo de ti, en el ejercicio
de tu propia moción, cada intersticio
lleno de ambos, sin tiempo, sin medida.

Los Angeles, 7 de octubre de 2013

(Indice)

 

3470 - Debilidad

El amor exhaustivo debilita,
nos subordina al otro, es amor ciego,
o si algo ve, transige, y en tal juego
su propia dignidad desacredita.

El amor verdadero necesita
equilibrio, igualdad, razón, no ruego;
éste destruye la balanza, y luego
la armonía de dos se inhabilita.

Ni en dictamen te quiero ni en plegaria,
en ambos habrá un alma solitaria,
y una mente opresiva. No es mi estilo.

En simetría y equidad me ofrezco.
Es a brigada tal que pertenezco,
única opción de convivir tranquilo.

Los Angeles, 7 de octubre de 2013

(Indice)

 

3471 - Decapitar

Este gobierno, a guisa de serpiente,
sabe reptar en línea sinuosa;
su política es fruta venenosa
que nos brinda de forma consistente.

No sabe de futuros, el presente,
el suyo propio, es la pesada losa
que oprime nuestros hombros, y en pomposa
teatralidad se justifica y miente.

Fue, tal vez, elegido, mas abjura
la voluntad del pueblo, y su estructura
es la misma de ayer y de mañana.

¿Una nueva elección? No es la medida.
La serpiente no muere de una herida,
sólo decapitándola se gana.

Los Angeles, 7 de octubre de 2013

(Indice)

 

3472 - Decepción

En mi ascenso al Tabor toqué la gloria,
y me transfiguré, luz y armonía.
Y al desatar la noche su jauría
de abandonos, fui sólo una memoria.

El dolor es más largo que la euforia,
más denso y abisal; deja vacía
la otrora principesca galería
del alma, cuyo amor fue su victoria

Hoy, en esta derrota que perdura,
no repudio la prístina ventura
en el pináculo del gozo hallada.

Ni la intento olvidar, ni la deploro.
Fue mi culminación, y si la lloro,
lo hago a pie de nostalgia enamorada.

Los Angeles, 7 de octubre de 2013

(Indice)

 

3473 - Decir

Reflexionar, saber, no es suficiente,
hay que expresarlo, en confidencia o grito,
en la calle, por gesto, por escrito,
véalo el sordo, escúchelo el oyente.

Si muda, la razón no es convincente;
debe hablar, argüir, ya en exquisito,
poético temblor, o en erudito
discurso de agudeza inteligente.

Es la palabra dádiva que entrega
nuestra alma a los demás, y que congrega
las suyas, en respuesta, a nuestro lado.

Si tienes algo que decir, proclama
tu idea en nitidez, pero sin drama;
si no, mejor permanecer callado.

Los Angeles, 7 de octubre de 2013

(Indice)

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor