Poesía del momento, Nº 201  d

Año  17

Cuarta de abril de 2013

 

Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

(Para información sobre el autor, click aquí    

El filósofo: La idea y la palabra

Cuanto piensas ha sido ya pensado
en otros tiempos y por tantas mentes;
a ti toca imprimir tu propio sello

sobre el viejo patrón que has heredado,
o asignarle facetas diferentes
que lo hagan más auténtico y más bello.

Nada es estrictamente original;
pero el vestuario lo hace individual.

Brevería Nº 2963

 

 

Breverías


2936
No hay corrección en la palabra hablada,
nace y vuela a la vez, y ya no puede
ser suprimida ni rectificada.
Y así en la que yo escribo; ya dorada,
ya férrea, tal como nació, se quede.

Cada una expresa el singular momento
de su azul, o su negro, nacimiento.

2937
No tienen vida propia mis poemas,
tienen sólo la mía,
cedida o usurpada en el teclado.

Atlas del alma son, de mis esquemas,
que con tinta de gozo, o de agonía,
dejó mi otoño en el papel trazado.

2938
Escribo para mí, para ese amigo
que me acompaña y sabe lo que quiero,
con quien dialogo en muda soledad.

Entiende como nadie cuanto digo,
nunca a mis sentimientos forastero,
mi otro yo, paralela realidad.

2939
Sueño despierto cada día, sueño
lo imposible, lo ambiguo, lo distante.
¿Por qué soñar lo fácil, lo cercano?

Quiero sueños ciclópeos. Lo pequeño
es un punto perdido en el instante,
y yo soy de lo eterno ciudadano.

2940
Los años van tornando incoherente
la forma de pensar, el sentimiento,
la parsimonia y el atrevimiento,
sensato ayer lo que hoy es imprudente,

La insensatez de antaño se ha tornado
en nítida cordura,
la idea absurda en convicción madura,
y el anómalo extraño en invitado.

Réprobos, perseguidos, os auguro
nombre de pionero en el futuro.
(Indice)

 

 

Diccionetos    (Nº  23)

(Sonetos sobre temas / palabras

hallados al azar en el diccionario)

 

3234 - Reclinarse

En tu búsqueda fui, por un camino
de riesgos, frustraciones y chantaje.
Era clara tu huella, y el paisaje
cantaba un nombre de rumor marino.

Al fin te hallé, y hoy sobre ti reclino
mi cuerpo, mas no en culto o vasallaje;
tú, la revelación de mi viaje,
encarnando el eterno femenino.

Reclinarse es la opción de quien descansa,
sedoso pétalo en el agua mansa,
dejándose llevar, en abandono.

Y así en tu abrazo sosegado quedo,
vencidos cada intriga, cada enredo,
y sólo a tu quietud me acondiciono.

Los Angeles, 22 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3235 - Remanso

Cesa el canto del río, y la corriente,
apagado el murmullo verbenero,
se detiene en su propio apeadero,
arrebozada en actitud yacente.

Manso el gesto de dama transparente,
se diría que duerme. El limonero,
en pie de guardia al borde del sendero,
brinda sonrisas de oro al sol naciente.

La placidez afable de la escena,
tan clara como el agua, tan serena,
parece conversarnos, silenciosa.

Recogida en sí misma en el remanso,
el agua es un espejo, y su descanso
no lo turba el suspiro de la rosa.

Los Angeles, 22 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3236 - Rendición

Siendo yo sitiador, más que sitiado,
¿cómo podré rendirme a tu castillo?
¿Y cómo, sin ballesta, sin cuchillo,
podrá forzar tu entrega este soldado?

La guerra torna el campo desolado,
planchando su amplitud como un rodillo;
mas yo, que vengo en paz, me maravillo
de las contradicciones de mi estado.

Se rinde a ti este equívoco estratega
incapaz de lograr tu propia entrega,
aspirando a forjar una alianza.

Sal de tu fortaleza; no hay trofeos,
ni servidumbres, justas o torneos,
sólo un pacto de mutua confianza.

Los Angeles, 24 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3237 - Represión

Me acorrala frenética jauría
de apremiantes impulsos que, cautivos,
mantuve, más o menos inactivos,
en incesante lucha, día a día.

Hijos, en parte, de mi anatomía,
se me sublevan, perros agresivos
que se aprestan a huir por los cultivos
de lujuriantes frutos. Mi energía,

tras años de tensión, de forcejeo,
ha ido disminuyendo, y no poseo
fuerza ni convicción para luchar.

Me siento, en cierto modo, adolescente,
y quebrando el portón del subconsciente,
recobraré la libertad de amar.

Los Angeles, 24 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3238 - Ritmo

Aleteo de arcángel, resonante,
dramático redoble de tambores,
gala poética de trovadores,
metódico avanzar de caminante.

Todos llevan su ritmo palpitante,
y a su compás se mueven, cazadores
de sueños o quimeras, forjadores
de su propia armonía electrizante.

Vibra al ritmo interior que de ti brota,
personal eufonía; la remota,
que otros te hacen llegar, no es suficiente.

Pues nadie hace tu andar, ni tu vereda,
sino tú mismo, y sólo en ti se hospeda
la auténtica canción que no te miente.

Los Angeles, 25 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3239 - Rito

Iníciame en los actos, o el misterio,
de tu vida secreta; cada rito
celebra aspectos de doctrina o mito
que cada cual conforma a su criterio.

Cítame en Roma, en tiempos del Imperio,
orgiástica bacante; tu apetito,
tu voluptuosidad tronará en grito
en el pináculo del adulterio.

¿Cuáles son tus rituales clandestinos,
los que te hacen girar en remolinos
de lascivia, incapaz de detenerte?

Ni dios del vino soy, ni su oficiante;
sólo soy un mortal, ingenuo amante
a quien tu protocolo lo pervierte.

Los Angeles, 25 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3240 - Rubor

La idea y la palabra van unidas,
como tú contemplándote al espejo;
una es de otra verídico reflejo,
y mutuamente entrambas adheridas.

Van las palabras de rumor vestidas,
desnudas las ideas, con gracejo
de festivas nereidas, su aparejo
no más que brisa y luz, desinhibidas.

Si mi palabra es eco de tu idea,
¿por qué te ruborizas? ¿No acarrea
análogo sentido o percepción?

Cuanto escuchas de mí, ya lo has pensado.
Ven, simplemente. Yace a mi costado,
que en ambos tañe idéntica canción.

Los Angeles, 26 de abril de 2013

(Indice)

 

 

3241 - Ruptura

Se quiebra el búcaro al caer al suelo,
el vaso, el ánfora, la porcelana,
se fragmenta el cristal de la ventana,
y entre extraños también se rompe el hielo.

Toda fractura implica desconsuelo,
cada objeto cercano nos hermana,
y al irse, en cierto modo, se profana
la confraternidad, quedando el duelo.

Pero cuando una relación termina,
la distancia estaba hecha; y esa ruina
no es, aunque así se llame, una ruptura.

Las rupturas suceden de repente,
pero el amor se muere lentamente,
dejando un largo rastro de amargura.

Los Angeles, 26 de abril de 2013

(Indice)

 

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor